Reflexión matutina

Y siguen las mañanas inciertas,

las noches abiertas,

los silencios de vacío,

y la calma al fin llegó.

Me sale el sol por una cuesta,

y se me va por el otro rincón,

me ilumina cada fiesta,

que es la vida que elegí yo.

Me invadió la nostalgia,

ahora solo somos yo y mi ron,

mis escritos de añoranza,

mis recetas de lucha y pasión.

Estarás pensando un porqué, mientras voy encontrando más para qué,

es difícil entender cuando no se luchó por el ayer,

y tan fácil verlo cuando lloraste a escondidas por no saber qué hacer.

Ahora si encontré mi escondite perfecto,

donde nadie me prohibirá ser feliz otra vez,

veo intenciones en nuevas miradas,

pues de nuevo me enamoré,

de una voz que me canta,

y un corazón que me ama,

y ese amor se llama autoestima joder.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: