Día de reflexión

Día de reflexión en mi corazón,

sin lugar al perdón,

sin posible solución,

con los ojos bien abiertos,

dispuestos a ver todo error.

Ya no me altera el desconcierto,

ni siquiera oigo ya tus lamentos,

sólo el silencio,

que me grita a los cuatro vientos,

que al fin acerté,

cuando te mandé al infierno.

El alma tranquila por fin siento,

no hay encrucijadas ni acertijos no resueltos,

todo formaba parte de aquella jaula,

que juntos construimos alrededor de mi aura,

con tus disfraces y mis fantasías,

organicemos un buen circo de cuenta de hadas.

Ahora buscas cualquier escusa que llame mi atención,

mi respuesta es el silencio,

las más pacífica solución,

no seguiré alimentando tus juegos,

sólo dañan nuestro interior,

espero tu momento de desaliento,

para que abras los ojos,

y así lleguemos al perdón,

el perdón a nosotros mismos,

por alimentar el dolor,

cuando debimos sanarnos ante tan precaria situación.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: