Una bruja ardiendo en coraje

Vacío absurdo,

añoranza inútil,

patético pensamiento,

cuando pienso en tu nombre.

Que feo es tu amor,

que pobre es tu abrazo,

no duele tu rechazo,

duele mi traición hacia mi amor,

duele la razón por haberla engañado,

y me duele el corazón,

pues ya no le queda más espacio.

Volaré libre,

lejos de tu radar de caza,

saldré de tu margen,

de los límites dónde aún vagas,

ya no funcionará tu arma sutil,

de dar pena para después clavarme tu estaca.

Odio el día en que dejé que te acercaras a mi,

recuerdo que lloré sin saber porqué,

cuando por fin me encandilaste,

inocente de mi,

quise ayudarte,

y ahora intentas que muera por ti,

más ahora solo mi estómago arde.

Ya puedes huir de mi,

aún no sabes lo que en mi provocaste,

no se le daña a un bruja gentil,

pues si conociste el gran amor que desprende,

imagina lo que transmite cuando la hieren.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: