La chispa de la vida

En nuevos caminos,
los perdidos nos reencontramos,
derrotados por pasados,
cambiando guiones,
cambiando destinos,
buscando nuevos retos,
el sol acaba saliendo,
y tú sin querer evitarlo,
te lanzas como pluma al viento,
sin tener nada calculado,
detectas la chispa de la vida,
y no vacilas en aceptar el cambio.
Por más oscuridad que venga a tu cercado,
ya no huyes como en el pasado,
te rindes a los pies de las nubes,
pidiéndoles un buen chubasco,
te guardas como quien espera del mundo un milagro,
te sientas aunque el dolor te desgarre,
y cuando piensas que ya no hay más,
tus deseos vienen a ti,
de la mejor forma en que jamás hubieras imaginado,
te lo ponen en bandeja,
y te ríes de ti misma por haber dudado,
de la chispa de la vida,
de la magia de este mundo,
amaneces de nuevo,
con nueva sonrisa,
con alma renovada,
con ganas de volver a la batalla.

2 comentarios sobre “La chispa de la vida

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: