Triste y feliz pequeña

Pasando las horas,
pensando,
ahuyentando las sombras,
vagando entre sobras,
de amores idiotas,
de heridas eternas,
de falsas derrotas,
de caras tristonas,
las noches me agotan,
las tardes me ahogan,
la aguja me empuja,
me invita a que esté sola,
me gusta ir perdida,
vagar por mi espesa neblina,
me sale la sonrisa de pillina,
y bailo con fantasmas y brujillas,
no busco mi estrella,
camino sin pena,
no quiero aceptación de hipocresía,
no acepto ya palmaditas de ironía,
no tolero prejuicios,
se preguntan a dónde va la empanadilla,
doy de qué hablar,
no entiendo tanta tontería,
soy bicho raro desde que era pequeñita,
aprendí a amar mi papel,
analizo lo que siento,
y me salen poesías,
rimas patéticas que hacen reír a las auténticas,
será que seré la más bonita de sus envidias,
será que no conciben la adrenalina de no tener guía,
de caminar sin ver más allá de mis paseos,
será que no ven la luz que veo yo cuando oscurezco,
que es perdiendo el control cuando ilumino mi rumbo,
que sólo así consigo marcar mi propio ritmo,
como el músico que entra en trance cuando toca,
como la artista en el escenario regalando toda su esencia,
como el león cuando se lanza a por su presa,
instinto de supervivencia,
unos por comer otros por sentir la vida
y me río a escondidas de los que algún día en mi no creyeron.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: