Noche en vigilia

Angustia en las entrañas,
al saber que a su felicidad no estoy invitada,
al darme cuenta que me ama con locura por ser tan buena a las malas,
por entregar mi alma,
por ayudarle y sacudirle todas las ramas.
Salió su calculada administración de personas a su alrededor,
y a mi me tocó el papel de heroïna invisible que nunca está pero aparece cuando quiere protección,
un peón,
dispuesta a avanzar pase lo que pase,
la que tiene la valentía que él perdió al nacer y ver el desastre,
una lucha incansable,
guardo de ti aunque me lloren las ganas de fingir morir,
un comodín que gastas y gastas,
pero que siempre vuelve a ti,
tu peor vicio,
mi peor estupidez,
enganchada por momentos,
rechazada cuando ya ni me ves,
hundida en los recuerdos,
con sonrisa sincera pues así aprendí a perder.
Horas antes me sentí libre con el dolor,
usé tu egoísmo para dimitir de mi rol,
la noche entera me observó,
como lloraba sin solución,
pero una vez más,
tu mano me rozó,
como gesto de cariño de que sabías de mi dolor,
me calmaste el alma y me dormí junto a tu calor,
sigo distante, enfadada,
pero se esfumó el deseo de abandonar-te esta mañana,
te perdoné como quien se equivoca de talla,
y esa es tu mejor de las cartas,
me jodes el corazón de forma espontánea,
luego te observo y joder qué poco te amas,
y pienso de nuevo,
¿que le voy a decir?
si él solito se tortura el alma,
él mismo se niega la ilusión de sentir calma,
si se olvidó de cómo se hacía eso de reírse a carcajadas,
ahora entiendo su cara de “no entiendo nada”,
cuando le pedía que fuéramos felices,
de que nos fuéramos a la playa,
ahora entiendo su boca callada cuando le preguntaba qué podíamos hacer con esa bonita mañana,
no se trata de que me quiera mal o nada,
me ama con locura,
me desea con todas sus ganas,
soy su única musa en este cuarto sin alma, nunca me privó de mi felicidad ni de mi paz interior,
pero se le olvidaron todas sus tablas,
le sobraron demasiados tormentos,
perdió sus ilusiones con el paso de sus fallos,
comió tanta mierda,
que al llegar yo,
convirtió nuestra relación en un sueño,
pues eso creyó él, que era su hada,
ha pasado el tiempo y sigo a su lado,
y él aún no se aclara,
tiene su bonita vida esperando por si despierta,
pero no sabe gestionarla,
tiene la brújula atascada,
no sabe por donde empezar,
por dónde cojer las riendas de este carro que sólo andará si los dos luchamos por este amor de tristes mañanas,
hace tiempo que ya ni se molesta,
tristeza en su mirada,
odio y desconfianza,
pues convencido está que tarde o temprano me llegará otro lugar dónde ser amada,
él hace tiempo que espera a que me vaya,
ya no entiende porque sigo a su lado como si nada,
y ahí coincidimos los dos,
jamás sentí tantas ganas de huir de la persona que me hizo amar con el alma,
empiezo a creer que es cosa de un hechizo que me tiene amarrada,
pues lo que siento por él,
no hay manual que explique dónde está la lógica, ni la razón ni el porqué,
no hay compensación,
demasiada carga en mi corazón,
demasiadas promesas fantasma,
pocas ganas de revivir la llama,
poca energía en su alma,
demasiados intentos de irme pero nada,
convencida estoy que esta vez no será fácil romper lo que nos ata,
así que solo me queda escribir una bonita historia de amor,
porque dirán lo que quieran,
pero si hay que hablar de amor,
nosotros lo tenemos,
pureza 100%, química sin cortar, sin alterar, sin nadie que la pueda manipular.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: