Esto va por todas aquellas hermanas que viven, muchas sin saberlo, maltrato en su corazón

Que me manden a callar,
que me digan lo que debería hacer,
que me maten ilusiones a base de crueldad,
que me ignoren sin razón,
gritaré,
aporrearé hasta enloquecer,
romperé,
arderé,
romperé las putas cadenas,
y las colgaré en mi salón como trofeo de tu defunción,
me quedaré en bolas y bailaré sobre ti gritando tomaaa yaaa, te gané ,
trituraré tu orgullo de pacotilla,
machacaré tu cabeza resacosa a gritos y hostias,
te diré en la cara que ya soy libre,
que te den por culo y que sangres hasta por las orejillas,
ahí te quedas con tu mierda caradura,
te dejaré sin poder mediar palabra alguna,
entre muebles y platos voladores,
te encogerás de miedo y suplicarás tregua,
pero yo ya no podré,
me habrás vuelto loca,
habrás activado el modo bruja destructora,
me habrás llevado más allá del límite del no retorno,
me habrás liberado del poco amor que ahorraba en mi rincón del dolor,
lo habrás podrido con tus putas palabras de destructor,
y te lo vomitaré en la cara,
y escupiré en tu mierda de orgullo,
me hartaré de ostias con tu oscuro corazón,
cuando termine contigo no sabrás ni donde estás ,
te atormentaré hasta tal punto,
que ya no te atreverás a dañar a ninguna mujer más,
te dará miedo hasta soñar por si aparezco a por ti una vez más,
no me busques,
no me hables,
no me pienses,
no me ames maaas.

Olvida el falso bonito pasado,
recuerda siempre como destrozé tu mierda de mundo asqueroso de crueldad,
te clavaré el trauma tan a dentro,
que dejaré en su punto tus límites con el supuesto sexo inferior,
serás otro que no sabrá si es o no es,
y cuando te vuelvas a acercar a una mujer,
te acordarás de mí y temerás ver a otra diabla enloquecer,
así se atormentan a los hombres de poco valor,
así se tratan a los cobardes del amor.

Sin piedad,
con locura y destrucción,
con arte en violencia,
vuélvete loca de psiquiátrico,
hazle mearse encima si es necesario,
revolución de locura femenina,
maltratemos al maltratador,
psicológico o físico no hay diferencia ni lugar al error,
a la guerra con los gusanos que nos devoran lentamente el corazón,
no me callo más,
no cedo más,
no escucho,
no hablo,
no nadaaaa,
no pararé hasta que salgas corriendo por verte cerca de tu muerte, con mi loca forma de mandarte al infierno, y devolverte para que sigas tu pobre vida con miedo y con temor,
pues fue lo que quisiste crear tú en mi sagrado interior.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: