Mis secretos con el tiempo

Siempre le temí al tiempo,
lo vivía cómo espacios vacíos llenos de tormento,
era prisionera de su progreso,
huía siempre que llegaba su momento,
le temía, pues es el rey de los cambios sin preverlo,
me dió noticias que aún duelen cuando recuerdo…
Sin embargo,
entendí que te sana aunque no puedas entenderlo,
no te quita nada, sólo te libera de lo que no es bueno,
no te persigue para que te vayas,
quiere que te relajes y que observes lo que puede llegar a hacer,
no te envejece,
te hace más sabi@ para lo que te vendrá luego,
el tiempo es nuestro vehículo,
si le das hueco en tu vida,
hará que vivas lo que creas más improbable,
es nuestra herramienta para conseguir nuestros sueños,
nuestro amigo en los momentos de desconcierto,
es la esperanza en la desesperanza,
es tranquilidad en momentos de angustia,
es alegrías que valieron la pena,
es melancolía que nos recuerda que vivamos el momento,
es la esencia del viaje,
es todo y es nada,
es depende de cómo lo mires,
es lo que tú quieras que sea,
no se trata de relojes ni de horarios,
se trata de la vida que avanza,
sólo necesita una cosa a cambio,
que fluyas con él,
que le hagas ser útil,
que trabajes con él,
él quiere lo que tú quieras,
rompe cadenas,
abre puertas,
álzate y vuela con él sin miedo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: