Pon tu vida a fuego lento

Pon tu vida a fuego lento,

siente el momento,

de aquellos besos que se fueron,

de ese dolor que te sigue ardiendo,

consúmete,

haz el intento,

deja que las heridas sanen a su tiempo,

deja que tu corazón siga sintiendo,

llora,

llora hasta que no te quede más lamento,

no hables si no quieres,

no bailes si no te apetece,

así a fuego lento,

escríbete hasta que el papel se vaya corriendo,

escúchate cuando la ansiedad te agarre el pecho.

Y luego brilla,

brilla sin querer,

saca tu luz a pasear,

sonríe a la vida que te empieza a saludar,

levanta la cabeza,

y corre hasta reventar,

alcanza la locura,

y vuelve a disfrutar…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: