Sueño húmedo

Y un trompetista tocando en la calle,
mientras nuestros cuerpos enredados,
entre sabanas,
besos,
nuestros gemidos húmedos,
tocan la sinfonía de esa pasión,
que se desbordó la noche,
la noche en que tu mirada me regaló,
mi voluntad de ser tu presa,
mi deseo de ser pez en el mar de tu alma,
deslizo mis labios con los tuyos,
y los dos volamos hacia otra especie,
desnudos de egos y otros demonios,
nos volvimos ángeles en el infierno,
no nos hizo falta fuego,
lo creemos entre tu rabia al besarme,
y mi furia al intentar ser yo la fuerte,
reinventemos la pasión,
perdiendo el control,
consumando la energía de la creación,
la creación de un nuevo mundo,
en una cama tú y yo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: